Cares2Si os gusta el monte, si os gusta andar… es muy fácil que ya tengáis conocimiento de esta mítica ruta.

La Ruta del Cares es una de las sendas más conocidas de los Picos de Europa, situada entre la provincia de León y la comunidad asturiana, en España. Discurre entre la localidad asturiana de Puente Poncebos y la leonesa de Posada de Valdeón pasando por la de Caín, también leonesa. Antaño, la ruta era la única comunicación entre ambos pueblos durante las nevadas de invierno.

La ruta del Cares discurre por la La Garganta Divina del río Cares, y se trata de un camino a media altura que se abrió entre 1945 y 1950 en la roca para el mantenimiento del canal de alimentación de la central hidroeléctrica de Camarmeña – Poncebos; fue construido este canal entre el año 1916 y 1921.

Aunque el río Cares hace un desfiladero mucho más largo, atravesando las montañas, en dirección al mar. Atraviesa de Sur a Norte, Valdeón (León), Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. Lo que se conoce como la ruta del Cares, es la parte que se hace andando, por un sendero elevado sobre el río.

La roca en la que se abre el desfiladero es de caliza gris en la que hay multitud de oquedades, algunas de las cuales se han aprovechado para refugio del ganado lanar que pasta por el lugar.

Cuando llega la ruta a Caín, el desfiladero se abre, y el camino atraviesa el mismo por un puente muy famoso…

Itinerario en coche hasta Poncebos.

Cares1Desde la Covarada subimos al Mazuco bajamos a huerta de mere y seguimos hasta la rotonda cerca de Ortiguero.. Alli seguimos por Arena de Cabrales y Panes. Tomamos la AS-115 hasta llegar a la As-114 que tomaremos en dirección a Poo. Abandonamos esta carretera a la altura de Las Arenas (después de Poo) y allí cambiaremos a la AS-264 que nos conduce directamente a Poncebos.

Alli hay un aparcamiento que en verano puede estar completo.

Precauciones

Si nos decidimos por realizar esta ruta, hemos de tener en cuenta todos los consejos y advertencias de seguridad en la montaña, y bajo ningún concepto saltarse las normas impuestas para el recorrido. Si encontramos un puente atravesando el desfiladero que dice que no debe ser cruzado por más de dos personas al mismo tiempo, no debemos tomarnos la advertencia a la ligera. Hemos de tener en cuenta que durante muchos kilómetros la ruta del Cares transcurre por barrancos y precipicios y que las medidas de seguridad están para protegernos, ya que una caída desde esa altura, sería mortal.

La ruta se encuentra dividida en dos tramos diferenciados, que no obstante suponen una distancia suficiente como para no confiarnos demasiado creyendo que podemos realizarla entera de ida y vuelta. Conviene, independientemente de donde la iniciemos, tener un vehículo preparado en el punto de destino para regresar desde allí a nuestro alojamiento.

Quieres reservar en nuestro hotel?